EXODONCIA

La exodoncia consiste en la extracción de los dientes. Es el último recurso al que se acude en odontología.

Los motivos más frecuentes de extracción dentaria son la caries y la enfermedad periodontal. Se deben considerar además otras causas, como son: dientes que se fracturan de arriba abajo (fractura longitudinal), dientes que no acaban de salir (incluídos) (Ej. muelas del juicio, caninos…), dientes que salen de más e impiden la correcta salida de los demás dientes (supernumerarios), anomalías de posición y situación, dientes temporales, dientes relacionados con quistes y tumores, restos de raíces, por indicaciones ortodóncicas, dientes con foco de infección no tratable, etc.

Puede tratarse de una extracción simple o quirúrgica según la ubicación, anatomía de la pieza a extraer o las estructuras anatómicas importantes que se encuentren a su alrededor.

Cuidados tras una extracción:

• No comer del lado del diente extraído

• No comer alimentos de pequeño tamaño o con semillas pequeñas (Ej. Arroz, tomate, etc)

• No consumir líquidos o comidas calientes o muy fríos durante 24h.

• Ponerse una bolsa de frío por la parte exterior de la cara correspondiente a la zona de la extracción, durante las primeras 12 horas siguientes a la intervención.